Ha llegado la hora de los adeptos del pensamiento crítico. Tarde o temprano hay que evaluar todo aquel montón de ideas que hemos creado para ver que nos sirve y como lo podemos hacer funcionar, porque sí, nuestras ideas tienen que servir para algo. PERO… en esta fase también existen ciertas reglas como hay que afrontar las cosas: es mucho más fácil destruir una idea que construir algo que funcione. Así que las reglas son:

  • Primero mira todos los lados positivos de la idea.
  • Luego considera sus potenciales: ¿qué se podría desarrollar con el tiempo y tal vez más esfuerzo?
  • Y solamente al final mira ¿qué podría preocuparte en la idea? Y aún así, incluso en esta fase, es muy importante mantener una actitud constructiva. Es muy importante formular los problemas de la manera que indique posibilidad de una solución. No digas “Esto no funciona”, di “¿Cómo podríamos hacer que funcione?

Entonces, volviendo al caso.

Cosas de Manhattan que definitivamente me gustan :

  • MOMA (no pude evitar las lagrimas, por supuesto, delante de los cuadros de las vanguardias del XX).
  • Las vistas a Manhattan desde Brooklyn Heights.

Potenciales:

  • Me queda pendiente hacer fotos del puente de Brooklyn al amanecer.
  • Y visitar más museos, por supuesto.

Preocupaciones:

  • ¿Qué podría hacer para mejorar aún mi opinión sobre la ciudad? Porque al fin y a cabo tengo que confesar, no ha surgido amor, a pesar de todos mis esfuerzos… Pero el caso, por supuesto queda abierto.